Reducción de costos a traves de la administracion de su local.

Para llegar a obtner una reduccion de costos, se debe tener en cuenta que el control se ejerce a través de responsabilidades, es necesario que los costos se planeen por áreas o centros organizacionales de responsabilidad.

Las asignaciones de costos, esenciales para los propósitos de la contabilidad financiera (costo del producto), resultan inapropiadas para fines de control. Por lo general, es arbitraria la base que se usa para la asignación de un gasto y el importe resultante no es controlable por la unidad organizacional que es objeto de esta aplicación.

El conocimiento del comportamiento del costo, es decir, la respuesta de un costo a diferentes volúmenes de la producción, resulta esencial en la planificación y el control de la misma. Puede percibirse el comportamiento ya sea desde el ángulo ventajoso de la empresa en su conjunto. El comportamiento del costo plantea un aspecto práctico: al aumentar o disminuir la producción (nivel de actividad) en un centro de responsabilidad con cada gasto asignado a ese centro.

Gastos fijos: son aquellos que, mes a mes, se mantienen constantes en su monto total, independientemente de las fluctuaciones en el volumen del trabajo realizado. Como ejemplos de gastos fijos se tienen: los salarios, impuestos sobre la propiedad, seguros y depreciación (en línea recta).

Gastos variables: son aquellos que cambian en su monto total, directamente con las fluctuaciones en la producción o volumen del trabajo realizado. La producción debe medirse en términos de alguna base de actividad, según sea las actividades del centro de responsabilidades. Ejemplos de costos variables en una fábrica son los materiales directos, la mano de obra directa, el consumo de energía eléctrica, etc.

Gastos semivariables: No son fijos ni variables porque poseen las características de ambos. Al cambiar la producción, los gastos semivariables cambian en la misma dirección, pero no en proporción a la fluctuación de la producción.

La determinación de la relación de los gastos con la producción, o el volumen de actividad, es necesaria para la aplicación de técnicas tales como los presupuestos flexibles de gastos, el análisis de costo-volumen-utilidad, el análisis del costo marginal, el costo directo y el análisis del costo diferencial.

Reducción de costos y control de costos

Los programas de reducción de costos (o de gastos) se dirigen a esfuerzos específicos para reducir mismos por medio de mejorar los métodos, predisponer el flujo del trabajo y simplificar los productos.

El control de costos incluye la reducción de la misma. En un sentido más concreto, el control de costos puede concebirse como los esfuerzos de la administración que debe acometer el problema de los costos de varias maneras, como programas de reducción, planificación y atención constante a las decisiones generadoras de gastos. A menudo, es recomendable atender por separado los conceptos de reducción y control de costos.

Planificación de gastos

Al desarrollarse el plan táctico de utilidades, deben evaluarse con cuidado los gastos para cada área. En armonía con el concepto de la participación y planificación de gastos que debe involucrar a todos los niveles de la administración.

Gastos de producción

Los gastos indirectos de fabricación son aquella parte del costo total de producción que no es directamente identificable con productos o trabajos específicos. Los gastos indirectos de fabricación se componen de: 1) material indirecto, 2) mano de obra indirecta (incluyendo salarios) y 3) todos los demás gastos diversos de la fábrica.

Los gastos indirectos de fabricación comprenden numerosos y diferentes conceptos de gastos, lo cual causa problemas en su repartición o distribución entre los productos. En vista de que existen numerosos y variados tipos de gastos, su control por centro de responsabilidad, con frecuencia se vuelve sumamente difuso.

Existen dos diferentes tipos de centros de responsabilidad (o departamentos) en la mayoría de las compañías fabricantes: de producción y servicio. Los centros de producción son aquellos departamentos de manufactura que trabajan directamente sobre los productos que se fabrican. Los departamentos de servicio no trabajan sobre los productos en forma directa, sino más bien suministran servicios a los departamentos de servicios. Los departamentos de servicio típicos en una fábrica son: el departamento de mantenimiento o de reparaciones, compras y administración general. La responsabilidad por la operación de cada departamento debe clasificarse de manera separada en el catálogo de cuentas que utiliza el departamento de contabilidad de costos. Los gastos de cada departamento deben planificarse y controlarse en forma separada.

En fin, para reducir estos costos engorrosos en nuestra empresa de fabricación o Retail, cuáles sean su dedicación o servicio a ofrecer, la independencia en los diferentes departamentos y la suma dedicación y responsabilidad para la organización, será la base de todo, debido a que cada día existen competencias, las típicas debilidades internas, hay que reconocerlas, buscar soluciones y mejorarlas en un tiempo corto posible.

 

Tambien puedes visitar : ¿Qué hacer con el inventario que no se ha vendido?     

Tambien puedes Visitar: Cómo hacer un buen control interno del inventario de su empresa